17 de octubre de 2012

Affaire kuwaití en España 1982


Tras el agónico empate que España sufrió anoche ante Francia en el descuento, Les Bleus vuelven a acaparar el protagonismo en Mis peloteros favoritos. Curiosamente, también tuvo lugar en España la anécdota de hoy aunque 30 años antes. Fue en el Mundial de 1982, sin duda, uno de los momentos más dramáticos de la historia de la selección francesa. La desdichada agresión de Toni Schumacher a Patrick Battiston en Sevilla, las molestias musculares de Platini y el affaire que la mujer de éste mantuvo con Jean-François Larios se sumaron al bizarro hecho que tuvo lugar en el Francia-Kuwait de la primera ronda.

El prodigioso Fútbol Champagne que practicó Francia en los ochenta no se saldó con ningún Campeonato del Mundo. España 1982 yace como recuerdo indeleble en la historia de un equipo muy ofensivo que tuvo que renegarse con un cuarto puesto en el certamen mundial. Por si eso fuera poco, Larios, que jugaría después en el Atlético de Madrid, fue apartado del equipo de Francia tras descubrirse la relación que mantuvo con la esposa de Platini. El capitán francés, al enterarse de la noticia, le dio un ultimátum al seleccionador Michel Hidalgo. Larios sólo jugaría la final de consolación ante Polonia en el Rico Pérez y nunca más sería convocado con la selección.

No obstante, el hecho que tiene lugar hoy es uno de los más rocambolescos que han tenido como escenario una Copa del Mundo. A fin de situarnos, Francia fue encuadrada junto a Inglaterra, Checoslovaquia y Kuwait, disputando los partidos de forma simultánea en San Mamés (Bilbao) y José Zorrilla (Valladolid). Sólo dos de ellas se clasificarían para la segunda fase de grupos en un extinto formato en el que los cuatro ganadores de grupo accederían a las semifinales del MundialFrancia e Inglaterra debutaron en San Mamés y los Pross cosecharon una victoria por 3-1. En Valladolid, una cenicienta selección de Kuwait consiguió un inesperado empate ante la Checoslovaquia de Panenka. La selección centroeuropea perdería 2-0 ante Inglaterra, sellando el pase de los ingleses a la segunda fase. Sólo quedaría una plaza libre que Francia no estaría dispuesta a malograr.


Era el 21 de junio de 1982 y a las cinco y cuarto de la tarde en el estadio José Zorrilla reinaba una apacible tarde veraniega. Francia y Kuwait se veían las caras. El ambiente era ensordecedor y todos estaban dispuestos a presenciar una buena tarde de fútbol. Dirigido por el trencilla soviético Miroslav Stupar, sería un partido en el que Francia se posicionaría rápidamente como la dominadora indiscutible del choque. Pocos de los allí presentes se podían llegar a imaginar que estarían ante uno de los partidos más surrealistas y estrambóticos que se recuerdan en un Mundial

Genghini adelantó a Francia al transformar un libre directo. Al borde del descanso, Platini finaliza una jugada personal para firmar el segundo gol de Francia que acusaron notablemente los jugadores kuwaitíes. En el minuto 2 de la segunda parte, antes de que los espectadores se acomodasen en sus asientos, Didier Six firmó lo que parecía la sentencia de Francia con el tercer gol de la tarde. Al Buloushi recortaría diferencias en el minuto 24. Fue entonces cuando Alain Giresse se disponía a efectuar un dribling a un adversario y en ese momento...

Uno de los espectadores de Kuwait sacó un silbato para hacer creer a los jugadores que el árbitro había señalado fuera de juego. El habilidoso centrocampista Alain Giresse, que no escuchó el ilícito pitido, dribló a su rival y anotó lo que parecía ser el cuarto gol de Francia. El colegiado se dirigió hacia el centro del campo y dio por válido el gol pero los jugadores de Kuwait se negaron a sacar de centro, se colocaron en la puerta del túnel de vestuarios y, de forma airada, comenzaron a protestar al ser llamados por ese extravagante espectador.


El responsable del silbato de la grada era nada menos que el jeque Fahad Al-Ahmed Al-Jaber Al-Sabah, hermano del emir de Kuwait y presidente de la Federación de Fútbol de Kuwait. Pretendía que sus jugadores abandonasen el campo. El célebre personaje, ataviado por su túnica y turbante, se dignó a bajar al césped del José Zorrilla y, ante el estupor de los periodistas y aficionados, comenzó a dialogar con el árbitro, mientras custodiaba su misterioso maletín. La Guardia Civil Española le hizo el pasillo al jeque y no intentaron frenarle aunque casi logran echar del campo a Michel Hidalgo, seleccionador francés. Lo esperpéntico del meollo es que Miroslav Stupar anuló el gol de Francia después de haberlo dado por válido e hizo proseguir el partido con un bote neutral.

Refugiado entre la multitud de la grada, el jeque desapareció de escena rápidamente. Con toda probabilidad, no era consciente del alcance del hecho que acababa de protagonizar. La justicia es lenta, pero siempre llega. Algo así ocurrió en el partido, dado que Francia se resarció minutos después de aquella trascendental decisión. Bossis marcó el, ahora sí, cuarto gol de los franceses. El partido continuó sin incidencias y el colegiado Stupar pitó el final sin añadir descuento, seguramente, con ganas de acabar con aquello y que aquel lamentable hecho se olvidara lo antes posible.

Nada más lejos de la realidad. la Federación Kuwaití y el jeque fueron severamente multados con una amonestación económica equivalente a 25.000 francos suizos en concepto de multa antideportiva y la FIFA suspendió al colegiado soviético Miroslav Stupar de por vida. Poco más se volvió a saber del célebre jeque Fahad hasta que volvió a aparecer en las primeras páginas de los periódicos ocho años después, el 2 de agosto de 1990 cuando perdió la vida en la invasión de las tropas iraquíes a Kuwait. A día de hoy, el contenido del maletín que siempre llevaba sigue siendo un misterio.


Fuente: Eugenio Llamas (marzo de 2010). El esperpento del Francia Kuwait. Blog Cuadernos de Fútbol.

3 comentarios:

  1. Buen blog, me ha interesado mucho. Quisiera realizar un intercambio de links. Mi blog es: http://elblogdebruno1.blogspot.com si te apetece te pasas! saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gran entrada, y genial blog, acabo de dar con él y me está encantando. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Un placer, davichin19. Saludos. Pásate por aquí siempre que quieras.

    ResponderEliminar