17 de julio de 2010

El once histórico del Chelsea FC


La historia propiamente dicha de este club del barrio acomodado de Londres comienza en los 90. En esa época el Chelsea se clasificó para disputar competiciones europeas y, de hecho, ganó la extinta Recopa de Europa en su penúltima edición de 1998, año en el que también ganó la Supercopa de Europa nada menos que ante el Real Madrid de Raúl, Morientes y compañía.

No han sido pocos los jugadores que han contribuido a hacer grande al equipo inglés. Hoy nos hemos propuesto establecer un equipo ideal formado con los jugadores más consagrados e históricos de este centenario club londinense. Allá va:

Para empezar, el portero elegido sería Petr Cech, gran guardameta checo con unos grandes reflejos y seguridad bajo palos. Gracias a él el club ganó el primer título de liga en veinte años. Con el número 2, de lateral derecho, estaría el rumano Dan Petrescu, jugador con una gran resistencia pulmonar y mucho recorrido, actuando fundamentalmente de carrilero. 

Por el lateral izquierdo, tendríamos a Ashley Cole, muy ofensivo también y un claro ejemplo de calidad en defensa por la banda. El centro de la zaga lo formarían un veterano Marcel Desailly, compañero en el Milan con Gullit, muy fuerte físicamente, rápido, inteligente en el marcaje, expeditivo y con un gran desplazamiento en largo del esférico. A él lo acompañaría una insignia del club, John Terry que conoce el equipo desde pequeño y sabe guiar a los demás jugadores, actuando como capitán blue. El inglés es inamovible en nuestro esquema táctico.


En el centro del campo, colocaría a Makélelé. Es el mejor para la posición defensiva de contención, puro músculo y versatilidad con el esférico. También puede sacar el balón jugado de forma muy efectiva, o bien, ceder el cuero a los jugadores más creativos. En este esquema con forma de diamante (4-1-2-1-2), aportando calidad por la banda derecha, como interior aparecería Frank Lampard, con un demoledor disparo y un gran olfato goleador, todo un lujo. Por el costado izquierdo, se coloca Gustavo Poyet, un centrocampista uruguayo, jugador muy importante, divertido en el vestuario y que bajaba y subía constantemente.

El italiano Roberto Di Matteo en la mediapunta, con una gran capacidad goleadora. Resultó sorprendente que marcara tantos goles actuando en esa posición por detrás de los puntas. En la dupla letal de ataque estaría Gianfranco Zola, que lo hizo muy bien, marcaba faltas directas y contaba con una gran visión de juego para dejar al compañero solo ante la portería. Un lujo en las filas del club. Como compañero de fiesta, pondríamos al marfileño Didier Drogba que hace muy buena pareja con el italiano. Capacidad física, olfato de gol y un potentísimo disparo a semejanza de un obús son sus rasgos más definitorios. Es una amenaza continua que no se puede perder de vista ni un segundo.

Como recambio en la línea de ataque, el jugador holandés Jimmy Floyd Hasselbaink también actuaría como delantero del equipo blue. En el poco tiempo que el jugador holandés permaneció en el Chelsea, marcó más de 90 goles. Dicho esto, en el banquillo, aunque también fue defensa central del club, estaría sentado Ruud Gullit. Según sus propias palabras: Me podría quedar sentado en el banquillo, que ése equipo lo haría todo.

4 comentarios:

  1. Hey amigo, excelente articulo. Makelele para mi el mejor contencion que he visto jugar, tambien Di Matteo era realmente bueno.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Excelente, agregaria a Michael Balack, Hazard, Malouda, Ivanovic y Carvalho

    ResponderEliminar